17 dic. 2007

NBA: desarrollo de la temporada (Este)

Con mes y medio disputado, es un buen momento para comentar lo que nos sugieren los partidos disputados hasta el momento, que ya se han podido ver a todos los equipos. Para no partir de una base y ser más aséptico, he preferido no tener delante la previa que elaboré antes del comienzo de la temporada.



Atlanta (11 Ganados / 12 Perdidos)

Buena temporada hasta el momento, aprovechando el mal momento de otros equipos para estar en la lucha por el play-off. Buen nivel defensivo con Josh Smith y el debutante Horford (que casi lesiona gravemente a T.J. Ford), la baja de Speedy Claxton, que no ha debutado y de Tyronn Lue (hasta fin de año) le dejan debilitado el puesto de base. Deberían utilizar un poco más los centímetros del georgiano Pachulia, con menos minutos este año, y mejorar su acierto en el triple. Es un equipo en progresión, aunque es de esperar que otros como Miami, Cleveland o Chicago vayan a más y les saquen del play-off.


Boston (20 / 2)

Cuando escribo estas líneas, Boston acaba de ganar con facilidad en Toronto para sumar su novena victoria consecutiva. Se sabía que iba a mejorar, pero no hasta tal punto. La clave está siendo la defensa en equipo, que ahoga al rival partido tras partido (reciben 87 puntos por partido únicamente), además de un calendario bastante sencillo (no han jugado contra ningún "gallito" del oeste). Eso sí, el Garden es un fortín y asusta pensar lo que hará este equipo en play-offs si tiene el factor cancha a favor. Difícil poner peros a su temporada hasta ahora, ya que incluso sus tres estrellas están rotando para dosificarlas, con ninguno jugando más de 38 puntos con noche. Además, jugadores de complemento están brillando en rachas de determinados partidos.


Charlotte Bobcats (8 / 14)

Los Bobcats están decepcionando ligeramente, y dan la impresión de ser un equipo bastante limitado. No están aprovechando el mal arranque de otros equipos de su división, y su récord deja bastante que desear. Las lesiones para toda la temporada de Sean May y Adam Morrison, piezas muy importantes en el equipo, no pueden servir como excusa, y la prueba de que algo falla es el traspaso que acaban de realizar, enviando a Brezec y Herrmann a Detroit a cambio del pívot Nazr Mohammed, un intercambio que puede beneficiarles bastante. Las lesiones señaladas dejan al equipo con un banquillo muy flojo, y eso les ha privado de ganar varios partidos. Jason Richardson, peor de lo esperado.


Chicago Bulls (8 / 13)

Una de las mayores sorpresas negativas hasta ahora, problemas con las renovaciones de jugadores clave y rumores de traspaso (Kobe, Gasol) han lastrado a este buen equipo. Están a tiempo de rectificar y creo que lo harán para llegar a meterse en play-off, hasta ahora han dado la sensación de ser un equipo anárquico en extremo. De todas maneras, no todo lo negativo es achacable a problemas de vestuario, sino que es un equipo con carencias de diseño: sus cuatro mejores jugadores son dos bases (Hinrich y Gordon) y dos aleros (Deng y Nocioni), con el sobrevalorado Ben Wallace anotando menos de cinco puntos por partido y unos jóvenes como Thomas o Noah que todavía no tienen la presencia deseada. Será importante ver si hacen un gran traspaso a media temporada o tiran con lo que tienen.


Cleveland Cavaliers (10 / 14)

Con la temporada empezada, los Cavs se han encontrado un arma de doble filo, que han sido las renovaciones de Pavlovic y Varejao (tras igualar la oferta de Charlotte) con la temporada empezada. Total, readaptación de sistemas, jugadores que están en su pretemporada particular pero juegan casi media hora por noche, LeBrondependencia y LeBroncabreo por el nivel del equipo, que ha perdido ocho de sus últimos diez partidos. Larry Hughes sigue con sus eternos problemas de lesiones, Pavlovic tira con unos porcentajes horrorosos y LeBron a nivel de MVP tirando del equipo junto con la buena temporada que están firmando las referencias interiores, Gooden e Ilgauskas. Son una absoluta incógnita, pero tienen equipo para ganar una serie de play-offs de sobra.


Detroit Pistons (17 / 7)

Los Pistons parecen haber aprendido del desgaste sufrido el año pasado en temporada regular y dan la impresión de jugar en cuarta velocidad. Eso les posibilita que sus estrellas puedan descansar más tiempo de lo habitual, pero tampoco incide negativamente en su récord, que acabará en torno a 55-58 partidos ganados. Como siempre, reparten mucho sus anotaciones (Billups, Hamilton, Prince y Sheed Wallace promedian entre 13 y 18 puntos), y han añadido a Brezec a su batería de interiores, con un sólido McDyess y una debilidad personal, Jason Maxiell, en una temporada espectacular. En play-offs serán un coco a evitar.


Indiana Pacers (12 / 12)

Buena temporada de los Pacers hasta ahora, con unos partidos muy entretenidos y un juego sorprendentemente agradable para el espectador. Es un equipo muy coral, que reparte anotación entre dentro y fuera: Jermaine O'Neal, Granger, Dunleavy, Troy Murphy o el cabeza loca Tinsley. Necesitan un poco más de aportación de Marquis Daniels y que Ike Diogu, un jugador de enormes posibilidades, vuelva de su lesión en condiciones. Jermaine O'Neal tampoco acaba de dejar atrás su problemas físicos que le hacen perderse un partido semanal aproximadamente.


Miami Heat (6 / 17)

En el pozo de la división Southeast aparecen hundidos los Heat, dominadores de la conferencia los últimos años. ¿Por qué? Para empezar, Wade empezó la temporada tarde y a medio gas, rehabilitándose de sus operaciones veraniegas por haber forzado más de la cuenta la temporada pasada. Shaq ya no es tan dominante, y el físico se ha deteriorado con los años; es dominante durante espacios de los partidos, pero sin continuidad. Y Mourning demasiado hace saliendo 20 minutos y colocando tapones a diestro y siniestro, muy lejos del temible anotador de hace ocho años. Tampoco ayuda que Riley ha estado muy dubitativo con las rotaciones. Smush Parker no juega nada, y era el presumible base titular. El recuperado Penny Hardaway, titular habitual, de repente es despedido. Ricky Davis no sabe si es titular o suplente, Mark Blount no tiene la mínima actitud exigible, Chris Quinn no tiene un rol definido, y tanto Wade como O'Neal han rajado de Pat Riley. Los Heat están cerca de ser un polvorín, lo que es una pena dado el equipo que tienen; realmente, uno les ve jugar y no sabe realmente la orientación de los sistemas del equipo. Ya pueden espabilar o será una temporada dura y un verano muy movido.


Milwaukee Bucks (10 / 13)

Por fin parece que una temporada están respetando las lesiones a la franquicia de Wisconsin. El problema es simplemente acoplar el equipo, y para ello hay algunos problemas importantes: Bobby Simmons está cogiendo la forma tras una temporada lesionado, Charlie Bell está jugando mal tras su generosa renovación, Charlie Villanueva juega menos de lo que debería un jugador de su clase, Desmond Mason juega mucho y aporta casi nada y Yi, el rookie chino, ha de jugar de titular por un pacto con las autoridades orientales (no lo está haciendo mal, pero debería ir poco a poco acoplándose). Los Bucks son un equipo compensado, pero no defienden bien y tienen las carencias señaladas. El entrenador debutante Krystkowiak está moviendo sus peones de manera deficiente y eso lo están pagando los Bucks, por lo que, muy a mi pesar, no cuento con ellos de cara al mes de mayo.


New Jersey Nets (10 / 14)

Otro equipo muy decepcionante, al que a principios de temporada se le señalaba como uno de los valores seguros para estar en la parte alta de las clasificaciones. En un ambiente enrarecido, se ha especulado con el traspaso de Jason Kidd (inviable), el público local ha silbado a Vince Carter, Byron Scott apenas ha contado con un desconcertado Krstic (que se ha perdido algunos partidos recuperando la rodilla al 100%), no se utiliza al flamante fichaje Magloire y hombres importantes como el propio Kidd o Nachbar están tirando muy mal a canasta. En el lado positivo, la defensa del rookie Sean Williams, hombre que ha impactado por su intensidad. No tiene buena pinta la temporada y solo el mal momento de otros equipos de la conferencia podría auparles a la postemporada.


New York Knicks (7 / 16)

Otro año, el mismo desastre. Los Knicks tienen mimbres, y así se ve en determinados partidos, con cuartos en el que demuestran que podrían estar muy arriba y otros momentos que parece que están jugando en el parque. El público sigue pitando al equipo, han sufrido las derrotas más abultadas de su historia y los problemas se multiplican: Isiah Thomas sigue haciendo de las suyas con un caso de acoso sexual, Randolph y Curry no se entienden en la pista, Marbury no se puede ni ver con el entrenador y así podríamos seguir. Intuyo que en febrero van a mover el mercado, e intuyo que la paciencia del propietario Dolan no puede ser infinita con Isiah Thomas, que ha hecho un muy decente trabajo en los fichajes, pero no sabe llevar a un grupo de personas y es una caja de problemas. Los seguidores de los Knicks siguen pidiendo que pase el tiempo rápidamente.


Orlando Magic (17 / 8)

Como no podía ser de otra manera, tener al mejor pívot de la competición es sinónimo de estar arriba. Y si muchos de tus rivales tienen una mala temporada, Orlando es el tercer mejor equipo del Este tras Boston y Detroit. Dwight Howard, con 24 puntos, 15 rebotes y 3 tapones por partido, es una auténtica bestia de los tableros. Además, los tiradores están dando lo que se esperaba, ya que tanto el fichaje Rashard Lewis como Turkoglu rondan los 19 puntos por partido. Con un juego exterior que defiende y distribuye, Orlando tiene que controlar las pérdidas de balón para llegar lejos en play-offs. De momento, es un equipo con una rapidez en las transiciones que invita a verle jugar.


Philadelphia 76ers (10 / 14)

El que iba a ser uno de los dos peores equipos de su conferencia está jugando mejor de lo esperado, ganando muchos partidos por jugar sin presión. Los minutos se están repartiendo mucho, aunque no se entiende que Rodney Carney, uno de los jóvenes prometedores, no juegue apenas. Los tres jugadores más consagrados, Andre Miller, Iguodala y Dalembert, están cumpliendo con lo esperado, y Louis Williams juega incluso mejor de lo que dicen sus números. De todas maneras, no es descartable que un veterano como Andre Miller pida el traspaso a media temporada (en Miami encajaría a la perfección), y Philadelphia estaría encantado de recibir a cambio algún joven prometedor, un contrato terminando y rondas del draft.


Toronto Raptors (14 / 11)

Jugando bien tanto en casa como fuera, los Raptors están plácidamente situados en puestos de play-off. Es un equipo que se ha visto mucho en España por razones obvias, así que tampoco hay mucho misterio. Cuidado con la carrera de T.J. Ford, que ya ha visto el cuello dañado en varias ocasiones y actualmente sigue de baja. La suerte de los Raptors es el buen nivel de Calderón, que hace olvidar al titular teniendo el mejor promedio de asistencias/pérdidas de la liga. Bargnani debe mejorar para no estancarse, aunque dos sorpresas como el rookie (que ni fue drafteado) Jamario Moon y Kris Humphries hacen olvidar cualquier problema interior, como la lesión de Garbajosa, que vendrá a ayudar para el último mes de temporada. La no utilización de Maceo Baston es un error de Sam Mitchell, sobre todo viendo que Nesterovic ya no está para muchos trotes.


Washington Wizards (13 / 10)

Si hay un equipo con mala suerte respecto a las lesiones, son los Wizards. Gilbert Arenas estará fuera hasta marzo aproximadamente, y su sustituto Antonio Daniels ha caído para un mes. A ello tampoco ayuda la lesión cardíaca del pívot Etan Thomas, fuera indefinidamente. A pesar de ello, los Wizards siguen jugando bien y ganando partidos, por lo que están metidos de forma holgada en puestos de play-off. Con Jamison a su nivel, Caron Butler ha dado un paso adelante y está haciendo su mejor temporada como profesional. Con todos cumpliendo, la única pega será ver la (poca) profundidad de su banquillo ante las lesiones, pero la tendencia positiva ayuda a que los que juegan menos aporten en determinadas áreas. Deberían ir a menos, pero me ha gustado su actitud y nivel de acierto, así que los play-off son un derecho, hasta ahora, adquirido con justicia y mérito.

No hay comentarios: