12 sept. 2007

Jetas del micrófono (1)

En estos tiempos de escasa creatividad musical, en el que se imponen los productos de mercado por encima de la calidad, y en los que hay que recurrir a lo televisivo (Operación Triunfo) para obtener rentabilidad musical mediante el beneplácito de las masas aborregadas, me ha llamado la atención la proliferación de artistas españoles a los que yo considero un poquito aprovechados. Su método de adaptar canciones extranjeras (casi todas, en inglés) y adaptarlas al castellano para su aprovechamiento comercial ha ido consolidándose como algo ya habitual en la industria.

¿Por qué aprovechados? Primeramente diré que en realidad, a la vez que criticar su escasa creatividad, es cierto que tiene mucho mérito esta optimización comercial de tales recursos artísticos. El aprovecharse de la falta de criterio popular y la ignorancia de un amplio sector de un "target" social siempre se ha hecho, especialmente en algo tan importante como en política. Además, ¿qué es realmente la publicidad más que esto? ¿Por qué para tener un medidor de audiencia no puedes ser culturalmente preparado? Aquí encontramos la respuesta, como han encontrado su respuesta algunos grupos de este país.

Por ponernos en antecedentes, no debemos olvidar que este fenómeno no es algo particular de nuestros días, aunque sí es cierto que ha aumentado de manera escandalosa, sino que siempre se ha hecho, aquí y en otras culturas musicales.

Antecedentes tan desconocidos y antiguos como éste:

http://es.youtube.com/watch?v=HhnVMBZmtHc

Es el Mbube de Solomon Linda's Original Evening Birds en el año 1939, música africana que luego daría como resultado el megaéxito mundial de los Tokens, que data ya de 1961 (y de la que recomiendo un espectacular vídeo en directo en youtube, que saldrá a la derecha del que os enlazo aquí):

http://es.youtube.com/watch?v=jugO6eRGl6o

Y que posteriormente fue homenajeada por R.E.M. en 1992 para cerrar el círculo, adaptándola vagamente como "The sidewinder sleeps tonite":

http://es.youtube.com/watch?v=i0Q-dn6Ba2Y



Tampoco se ha librado de esta intertextualidad sonora la cultura francesa, de la que poca gente sabe que procede el mítico "My way", popularizada por Paul Anka y por Frank Sinatra. Canción, por supuesto, adaptada posteriormente a nuestra lengua como "A mi manera" por muchos otros artistas. En fin... Pues la canción original fue escrita por varios autores franceses, y cantada por el mítico Claude François como "Comme d'habitude" en 1967:

http://es.youtube.com/watch?v=AmHntiV2Ebs

Y luego reescrita y cantada por Paul Anka, cambiando el sentido de la letra, en 1969, cuando también la cantaría Frank Sinatra, haciéndola la versión más popular mundialmente de la canción (que, junto al "Yesterday" de Lennon y McCartney es de la que más versiones se han cantado):

http://es.youtube.com/watch?v=sEbgB6X6S5c



Tras estos antecedentes, en la siguiente actualización nos centraremos en los artistas españoles que han hecho de la adaptación un modo de contribuir a su éxito.

2 comentarios:

Giles dijo...

buenas grant. yo creo que cada vez gustan menos las canciones actuales, de hecho estamos en una época en que están retornando grupos del pasado como hombres G, heroes del silencio o incluso celtas cortos, que me parece que han hecho algun concierto.

los nuevos grupos recurren a canciones antiguas como Pereza con la de Mecano y por último hay casos aparte como Bisbal o el canto del loco que triunfan más por marketing que por su música.

queda la música de mamahou pero de esa no hablo por desconocimiento.

ale

Brian Grant dijo...

Buenos días.

->giles

Un comentario acertado el tuyo. Matizar únicamente que muchos grupos antiguos, como alguno de los que mencionas (creo que Héroes en este caso) y otros ejemplos internacionales como Police vuelven únicamente para hacer gira, sin intención de volver al estudio de grabación. Son términos económicos, no de escasez creativa coyuntural (que, con razón, también proclamas).

De la situación actual hablaré en la segunda parte del artículo, y espero no dejar temas sin tocar, porque es un tema que abarca demasiados aspectos.

Incluso la música celta de la que hablas, conociendo menos de lo justo de ella, tiene recurrencias a artistas pasados. Lo que no creo es que sea tan escandaloso como los artistas españoles de los que hablaremos, espero que mañana.