11 mar. 2008

El mejor cine de 2007: Juno




Premios:
Oscar al mejor guion original y otras nominaciones importantes.
Nominaciones a los Globos de Oro en película, actriz principal y guion.
Muchos premios más, especialmente al guion y a actriz principal.


Juno es una película muy agradable, especialmente porque todo en ella es fluido, creíble y cotidiano. La historia no tiene altibajos y, con una duración que apenas excede a la hora y media, en ningún momento te hace mirar el reloj deseando que el tiempo pase rápidamente. El género es el de comedia en líneas generales, con un trasfondo de drama, el de la adolescente que tiene que afrontar algo inesperado y lo hace con la decisión que nadie esperaba.

Lo que en otras manos podría haberse convertido en una historia de telefilme que nos amenizase una siesta de sábado aquí llega a cotas muy satisfactorias, en buena parte debido a su adecuado tratamiento. Todos los aspectos de la película, desde la dirección del joven Jason Reitman (hijo de Ivan, director de Cazafantasmas), dan lo mejor de sí mismos para conseguir un producto final que supera la media actual y es mucho más que aceptable.

El aspecto más premiado, como se ha dicho, es el guion original. Una historia simple, que podría ocurrir a cualquiera, es tratada sin grandilocuencia y sin excesivo dramatismo. La naturalidad de los diálogos es de agradecer, especialmente porque no es algo habitual en el cine americano contemporáneo. La trama no tiene deseos de trascender, ni de buscar la lágrima fácil, y es precisamente eso lo que constituye el mayor acierto del filme, estableciendo una sencilla empatía con el espectador que busca un simple rato de cine amable.

La joven actriz Ellen Page, nominada al Oscar y ganadora de otros premios menores por la geografía estadounidense, actúa convincentemente, dando la sensación de que la está ocurriendo en la realidad lo que no es más que ficción. Al igual que el guion, ni ella ni el resto de intérpretes fuerza una mirada o un gesto, en lo que supondría caer en el exceso tan habitual en este tipo de historias. La película, inequívocamente modesta e independiente, se beneficia de no tener ninguna cara famosa que absorba el peso interpretativo, y son todos los actores los que, a la espalda de Page, hacen estimable cada momento de la película.

Una buena propuesta de cine, en resumen, especialmente para los que buscan algo sencillo, que les aporte una sonrisa y que les haga pensar un poquito. A mi entender, la crítica ha sobrevalorado un punto la película, señalándola en muchos casos como la mejor del año y otorgándole puntuaciones máximas en sus análisis. El tiempo lo dirá y aventurarse es el pasaporte directo hacia el error, pero imagino que la película perdure como un pequeño clásico menor, un buen producto independiente y el primer peldaño de la carrera de Ellen Page. En sus manos estará acabar como River Phoenix y Heath Ledger o trascender como muchos otros intérpretes que empezaron jóvenes y tuvieron una exitosa y larga carrera. A la película le daría a bote pronto un siete sobre diez.


Foto: http://deadhours.files.wordpress.com/2007/12/juno2_large.jpg

No hay comentarios: