11 abr. 2008

El mejor cine de 2007: No es país para viejos




Premios: Oscars a la mejor película, dirección, guion adaptado y actor secundario (Javier Bardem). Globos de Oro al mejor guion y actor secundario (Javier Bardem). Multitud de otros premios, la película más galardonada del año.


Muy buen trabajo de los hermanos Coen, que resurgen tras algunos últimos proyectos discutibles como "Ladykillers" o "Crueldad intolerable". Los de Minnesota se mueven como pez en el agua en la mezcla de géneros, entre el drama, el suspense, el policíaco, el western posmoderno y rasgos de comedia. Todos los elementos que estaban en su obra cumbre, "Fargo", y que igualmente nos encontramos aquí.

La historia nos presenta a tres personajes principales; un cazador rural interpretado por Josh Brolin, que encuentra una enorme suma de dinero en una trama de drogas, es el primero. El segundo, Tommy Lee Jones en el papel de un sheriff a punto de jubilarse que se encuentra con un puzzle de muertes y tráfico de drogas, y concluimos con Javier Bardem como un psicópata con códigos propios al que no le importa llevarse a todo el mundo por delante. Como es evidente, la trama de los tres hombres es la misma y se cruza de manera inevitable.

La forma de llevar las historias cruzadas es muy fluida a la vez que original. No es el hábito en este tipo de películas, muy en auge los últimos años, pero el guion no da sensación de estar forzado y tampoco busca la complacencia de tantos y tantos títulos. Los Coen no necesitan quedar bien ante la audiencia y no lo buscan en absoluto, lo que beneficia indudablemente a la película. De igual modo, no se busca el final feliz, implacable en otras producciones, lo que contribuye en el suspense del espectador, que nunca sabe el cariz que van a tomar los acontecimientos.



Los tres intérpretes principales dan la talla de manera espectacular. No se puede omitir especialmente al español, Javier Bardem, que ha dado a nuestro país en primer Oscar en la categoría de interpretación, así como muchos otros premios de diversa índole. Tommy Lee Jones y Josh Brolin también obtuvieron algún reconocimiento en premios estatales, en unos roles sobre los que es complicado pronunciarse si son actores principales o secundarios. En cualquier caso, dentro de unos años se hablará en las antologías de villanos en el cine de un actor español, con su voz, con su cojera, con sus métodos, su arma y su frialdad.



Resumiendo, una muy buena película, poco convencional en su desarrollo y conclusión y que demuestra una maestría de estilo rara de ver en el cine actual. A pesar de que sea así por los premios, no me parece sin embargo la mejor del año pasado; sin embargo, será con todo merecimiento un título importante cuando se mire atrás en el futuro al cine de principios del siglo XX. Mi veredicto estaría entre un siete y un ocho, mucho más cercano al segundo.


Imágenes: adn.es / iwatchstuff.com

4 comentarios:

Akinogal dijo...

See Please Here

Tygogal dijo...

See Please Here

Joaquín dijo...

joaquinrobledo@ono.com

Joaquín dijo...

Lo de el correo no es para nada concreto, simplemente particimamos en la misma tertulia, tus comentarios me suelen parecer interesantes, vivimos en la misma ciudad y quería dejarte una forma más cercana para poder intercambiar alguna opinión, quedar para ver algún partido, etc.....